Estrategias para el Desarrollo, Educación, Creatividad y Talento.

Celeste

Me gusta contemplar lo celeste, cuando el azul cielo del día va tejiéndose sobre sí mismo , pigmentándose con cían y obscureciéndose con el sentir de la noche. Así cada vez que se envuelve y se repliega , se torna más y más silencioso, más y más obscuro , dejando atrás el brillo de lo azul para adentrarse en la no luz.

Aparece en esta danza del cambio , el recuerdo visible de una estrella, aunque no es una estrella , tintinea en el suroeste , siempre en la misma posición, en las montañas en las que habito , tintinea un siempre del siempre , una promesa inmutable… ¿ quién se atreve a usar estas palabras de lo inmutable y lo cambiante ? Y allí vuelves a estar tú , Venus , estrella aparente , que conviertes el mundo de la apariencia , en verdad naciente.

Y en este tránsito que ocurre en el anochecer, donde tú apareces … y en esa profundidad de la noche que deviene en lo obscuro … tu tintinear proyecta hacia mí , el Sol ya oculto . Como espejo de destellos reflejas en mis pupilas y me anuncias , el despliegue que miles de estrellas visibles tejerán en breve el cielo. Es por ello que me gusta nombrarte la Anunciadora , conforme cada una de esas estrellas nacen en el cielo para mis ojos y se van despertando en el firmamento obscuro , en una danza aleatoria se despiertan, , ahora aquí ahora allí … entonces y sólo entonces empiezan a surgir dentro de mí , preguntas guiadas por el asombro de lo celeste …

¿Alguna vez te tumbaste sobre la tierra , y miraste el cielo del anochecer, y viste cómo se abre la noche para dar nacimiento a cada una de las estrellas? ¿ Lo hiciste?

Aquí os contaré otra historia jamás antes contada;

Debería tener unos diez años, recuerdo que era una noche de verano , lo sé por el canto de los anunciadores de las noches cálidas y por que aún recuerdo en mi piel ese calor envolvente , de las noches de agosto , calor que te envuelve la piel ,apenas con una camisa fina , un pequeño pantalón y los pies descalzos. Así mientras llegaba la noche me tumbé mirando al cielo , en la tierra , aún caliente por el largo día. Irradiaba en mi espalda el calor de la piel de la tierra , tan inundada todo el día por el sol , ahora devolvía ese calor a la noche y a mi propia piel. (sabes lector estamos hechos de sensaciones , no de pensamientos y no de recuerdos como los entendemos , es mas aún los pensamientos y recuerdos son sensaciones )

No sé si en aquellos tiempos el cielo estaba más limpio , estoy casi seguro que sí , más puros en la noche de contaminación lumínica. Recuerdo como comenzaron a nacer esos objetos celestes tan misteriosos aquella noche , estrellas… una aquí , otra allá , tres más , otra de nuevo, ahora ya son cinco más, recuerdo tener una visión bastante amplia del cielo, sobre la tierra tumbado en una llanura nada interrumpía, nada, mi contacto ocular con el firmamento , como si la bóveda de lo celeste estuviese perfectamente encajada en la concavidad de mi mirada , desde todos los horizontes , tumbado yo convergía con la amplitud del cielo. Un pequeño movimiento de ojos o de cabeza me bastaba para ir a ese lugar donde de nuevo nacía una estrella, realmente más que buscarlas ellas aparecían, más que dirigir mi mirada hacia ellas , ellas me orientaban a mí.

Entonces algo que no puedo describir con palabras, empezó a nacer en mi cuerpo , cada vez sentía más y más que mis ojos se abrían , como si pudiese notar las pupilas crecer y crecer, (te imaginas que pudiesen crecer tanto que pudieras contemplar todo el cosmos , sí te digo a ti atenta lectora) , cada vez que crecen podemos recibir más luz , y en verdad esto es lo que me ocurría. Conforme la luz de las estrellas alcanzaban a la tierra y me alcanzaban a mí , yo cada vez más y más sentía poder ver su tintinear y fueron pintado la inmensidad con su brillo , si alguna vez he sido asombro , fue en ese momento, no puedo describirlo , con ecuaciones , me faltan metáforas , no hay ciencia que pueda asomarse a explicarlo , no hay religión que le dé principio y fin a ese sentir.Así es la pureza de lo ininteligible.

Empece a notar que la concavidad de mis ojos se ajustaba a las curvas del universo , ya no estaba tumbado en plano, y pude notar la concavidad de la tierra , como si pudiese ver también nacer estrellas que estaban más allá de mi visión, y un sentimiento de inmensidad comenzó a invadirme , y el tiempo empezó a danzar , las nuevas estrellas que nacían en los espacios vacíos empezaron a brotar al mismo tiempo en distintos lugares , ya no dirigía mi mirada a lugares concretos , sino que lo miraba todo sin mirar nada. 

De repente 5 nuevas estrellas nacían al unísono , luego 3, luego 7 , después 10 y más y más… Empezaron, entre ellas, a aglomerarse , a percibir matices en su luz , unas más hacia el espectro azul , otras más violetas, otras tendían hacia el magenta , unas distantes y otras tan cercanas , aún formando conjuntos y aglomerados , siempre quedaba espacio para nuevos nacimientos entre ellas. Siempre hay espacio para un nuevo nacimiento ¿ verdad?

Mi percepción se había vuelto más cóncava que lineal , así empece a notar la profundidad y las estrellas con más brillo y las más lejanas , con más masa y con menos, formaron en mi mirar un campo perceptivo de profundidad, una especie de tridimensionalidad cóncava de la cual era yo parte, las estrellas también empezaron a nacer entre la inmensa distancia que las separa a una de otras en esa burbuja de la que formaba parte. La inmensa distancia que nos separa …

Una pregunta nació en mí ¿podré contarlas , podré contar todas las estrellas ?

Me encantaba contar tanto en ese tiempo de la infancia , me encantaban tantas cosa … contar como; de unidades se hacían decenas y como las unidades están dentro de las decenas , centenas , los millares y luego la unidad de millar, decenas de millar, centenas de millar, millones y el millón del millones.

Así que empecé a contarlas ; las lejanas , las cercanas , algunas tendían su color al rojo , otras más violáceas , otras tintineaban rápidamente , otras su pulsar era lento ,algunas con una luz blanca inamovible y empecé a contar la inmensidad ; una,dos, tres, cuatro,cinco,seis, siete … once… quince … treinta y siete… sesenta y tres, ciento una… ciento setenta y nueve , doscientos cincuenta y una, conforme contaba me di cuenta que nuevas estrellas iban naciendo entre los espacios obscuros , doscientas cincuenta y dos , doscientas cincuenta y tres … trescientas veintiuna , trescientas noventa y nueve…quinientas dos, quinientas tres, quinientas cuatro…

¿Qué es la fe ? ¿ De dónde nace el creer y la fuente de todas las esperanzas? ¿puedes contar hasta el infinito? estas preguntas atento lector , no quiero que me las respondas por favor déjame ser niño ,déjate ser niña. Inocencia sea la estrella que palpite en ti.

…quinientos tres , quinientos cuatro , quinientos cinco … setecientas treinta y una…

No sé hasta cuantas conté, no sé si llegue a éste o aquel número, lo que sí sé es lo que sentí y me sentí contar la eternidad y os contaré un secreto , hay veces que en la noche busco un lugar solitario , me tumbo sobre la tierra y cuento estrellas…

¿qué me traerá este RECUERDO ahora a mi vida treinta y cinco años después ?

Dicen las palabras que recordar es volver al corazón , en cada uno de nuestros corazones vive un niño , una niña. El o ella está llamándote , ahora más que nunca , desea y ahnela , brilla y siente , tiene una enorme sensibilidad y una gran fortaleza. Te pertenece , te puede hablar , puede narrarte , su voz tiene múltiples formas; a veces su voz es imaginar meter las manos en la arena de la playa , coger un puñado y dejar caer la arena seca entre los dedos , la eternidad de ese instante, otras veces es un grito que no tiene voz y es silencio y deseo de gritar al mismo tiempo , otras es la añoranza pura sin objeto añorado … y otras veces es brillo en los ojos y su brillar y otras es, contar todas las estrellas del universo… sabes niño; Te amo.

AUTOR:

FRANCISCO COBOS PRADA

la bicicleta de mi vida
la bicicleta de mi vida


Anterior

En primera persona

Siguiente

¿Por qué elijo los Mapas Mentales, como técnica crucial desde el Pensamiento Visual?

1 comentario

  1. Lidia

    Sin palabras,gracias por compartir tu magia, a seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén